Abogados en Colombia
MEDELLÍN --> Teléfono: 230 91 88 * Dirección: Calle 49 B # 75 - 41 * Correo: aristizabal.aboga2@gmail.com
Loading

EL SISTEMA PENSIONAL EN COLOMBIA

Este es un tema muy importante tanto para los Colombianos que ya están próximos a adquirir su derecho a pensión como para los que apenas comienzan su vida laboral y hacen sus primeras cotizaciones al sistema de seguridad social.

¿Cuál es el objeto del sistema pensional?:
Los sistemas de pensiones han sido creados para dar respuesta a los estados de necesidad de las personas, asociados básicamente a la “pérdida de la capacidad de trabajo” causada por la vejez y la invalidez, y a la indefensión de la familia por la muerte del trabajador.

Un sistema de pensiones, sin importar su naturaleza, tiene por objeto acumular reservas suficientes para:

 Sustituir la renta del trabajador ante las contingencias de IVM (Invalidez, vejez y muerte).

 Aumentar el número de pensionados.

 Proteger a los ancianos pobres.

El sistema pensional en Colombia se divide básicamente en dos:

1. El régimen de prima media con prestación definida, el cual en palabras más simple es el Seguro Social (Que se llamara Colpensiones próximamente) y Cajanal (Patrimonio autónomo buen futuro).

2. El régimen de ahorro individual con solidaridad, es decir, el régimen de los fondos privados de pensiones, entre los cuales encontramos a Porvenir, Protección, ING, Horizonte, entre otros.

Estos dos sistemas son completamente diferentes. El régimen de prima media, es decir, el del Seguro Social, es un sistema donde se deben cumplir dos requisitos básicos para pensionarse, los cuales son: una edad mínima y semanas de cotización. La edad y número de semanas necesarias que necesite una persona varía de acuerdo al régimen que los cobije, ya sea la Ley 100 de 1993 o el régimen de transición.

El régimen de ahorro individual o el de los fondos privados de pensiones está soportado sobre unas bases completamente distintas. Aquí lo importante no es la edad de la persona ni el número de semanas cotizadas, lo realmente importante es el capital que se haya acumulado en la cuenta de ahorro individual. Mientras que en el seguro social hay un “saco” en el cual todos los afiliados “arrojan” sus aportes, en los fondos privados cada afiliado tiene su propia cuenta, y es de acuerdo a lo ahorrado en dicha cuenta que una persona tenga una pensión alta o baja. Además del ahorro que se tenga en la cuenta influye también el valor del bono pensional y su fecha de redención, la cantidad de beneficiarios, y la edad de los beneficiarios.

Es muy importante en este punto hacernos la pregunta ¿Qué me conviene más?:
Para responderla debemos tener en cuenta varios factores que influyen, entre los cuales encontramos: edad de la persona, ingreso base de cotización, número de hijos, edad de los hijos, si tiene o no esposa, y edad de la esposa.

¿A quienes les conviene afiliarse al Seguro Social?
Les conviene afiliarse al seguro social a las personas que no tienen salarios muy altos, es decir, que sean inferiores a 3 salarios mínimos legales mensuales, y que tengan más de 1 beneficiario de la pensión.

¿A quienes les conviene afiliarse a un fondo privado?
A las personas jóvenes que tengan salarios altos, es decir, de 4 salarios mínimos en adelante, y que tengan máximo 1 beneficiario de la pensión.

Muchas personas que eran beneficiarias del régimen de transición (del cual hablaremos en otro artículo) cometieron el error de trasladarse a un fondo privado de pensiones, perdiendo los beneficios que podrían tener en el Seguro Social, por lo que su derecho a pensión se verá gravemente afectado.

Algunas personas que cometieron este error pueden trasladarse de nuevo si para el 1 de Abril de 1994 contaban con 15 años de servicios cotizados; a estas personas se les permitirá el traslado ya que la Corte Constitucional a través de sentencias como la C 1024 del 2004 y la C 789 del 2002, ha permitido excepcionalmente el traslado de las personas que cumplían con este requisito.

Lastimosamente, las personas que no cumplían con este requisito deberán permanecer en los fondos privados. Si usted fue una de estas personas que se traslado de régimen, y aspira a una pensión por lo menos de un salario mínimo, usted puede pensionarse con 1150 semanas y 57 años si es mujer o 62 si es hombre. Esta modalidad de pensión se llama GARANTÍA DE PENSIÓN MÍNIMA DE VEJEZ el cual es un subsidio que da el Estado a las personas de la tercera edad que han satisfecho requisitos de edad y semanas para acceder a la pensión mínima. Es financiada con el 1.5% del IBC (Ingreso base de cotización) del afiliado y, eventualmente, con el Presupuesto Nacional.

Cumple con el mandato del art. 46 de la Constitución, según el cual el Estado GARANTIZA los servicios de seguridad social integral a la tercera edad. Es de aclarar que la garnatía de pensión mínima es únicamente en los fondos privados de pensiones y NO en el régimen de prima media.

Para acceder a esta se exigen 4 requisitos:
1. Tener 57 años si es mujer o 52 años en el caso de los hombres, edad mínima para acceder a la pensión de vejez.

2. Tener como mínimo 1150 semanas de cotización.

3. Contar con un capital insuficiente en la cuenta de ahorro individual, para financiar una pensión mínima.

4. No tener ingreso alguno (pensiones, rentas o remuneraciones) de más de un salario mínimo legal mensual (Ley 100, art. 84).

5. Es muy recomendable que los últimos años de cotización se hagan sobre un salario mínimo, ya que se podrían tener inconvenientes si se cotiza sobre un salario mayor.

De cierta manera, las personas que coticen con 1 salario mínimo mensual legal vigente y que no tengan bienes de fortuna y tampoco ingreso alguno, puede convenirles en algunas ocasiones los fondos privados más que el Instituto de Seguros Sociales.






Pensión de Vejez